La mayoría de las agencias están pensando en hacerte una web bonita

Aquí, conseguirás una web y un embudo que te automatice las ventas, te haga destacar frente a la competencia, y haga que a tus potenciales clientes les entren unas ganas irrefrenables de comprarte o contratarte.

En resumen: una web que te genere más ventas

Tu negocio es como tu hijo

Y para tu hijo, quieres lo mejor

A no ser que seas Isabel Pantoja, quieres lo mejor para tu hijo. No solo que sea guapo, sino que sea inteligente, saque buenas notas y se gane bien la vida.

Si te importa la web de tu negocio, también querrás lo mejor para ella. Y lo mejor no es que tenga mil efectos, doscientos sliders, ni que baile La Macarena.

Para que tu web funcione como tu mejor comercial, trabajando las 24h del día consiguiendo clientes potenciales y haciéndoles ver que tú y tu negocio sois la mejor opción para solucionar sus problemas, necesita reunir una serie de ingredientes.

Esos ingredientes los he recogido en 8 emails con 8 potentes ideas para vender más y mejor con tu web.

Para recibirlos, solo tienes que dejar tu correo aquí abajo y comprobar por ti mismo lo que puede cambiar tu negocio con una web rabiosamente efectiva y un embudo de ventas persuasivo:

Cuando introduces tu correo en el formulario y haces clic en el botón, pasan dos cosas:

La primera, es que vas a recibir emails con información sobre qué ingredientes tienen en común las webs que están hechas con el noble y codiciado objetivo de conseguir más clientes en internet. Y luego, con esa información, tú decides si quieres que tu web los tenga todos, algunos, o ninguno y que te la haga un amigo de un amigo que se dedica a no sé qué de ordenadores.

Si conseguir más clientes gracias a tu web no es un tema que te interese, no dejes tu correo. Si te molesta que te envíen un email cada día, tampoco. Y si te enfada que te vendan servicios que pueden ayudarte a facturar más con tu negocio, tampoco, porque eso es lo que voy a hacer en cada email, después de explicarte cada una de las potentes ideas que encontrarás en cada uno de ellos.

Si, a pesar de cumplir alguno (o todos) de los puntos anteriores, decides dejar tu correo para ver si no es para tanto la molestia, y resulta que sí es para tanto, en cada email encontrarás un enlace para dejar de recibirlos. Clic y no sabrás nada más de mí. Yo ni me entero.

La segunda cosa que pasa al dejar tu correo es que aceptas la política de privacidad y, aunque procuramos hacer webs lo más estilosas y efectivas posibles, alguien que no tiene ni idea de internet ni de ordenadores nos obliga por ley a incluir esta molesta sección en todos los formularios de la web (sí, en la tuya también), junto con esta información:

El responsable de todo este tinglado y de los datos que me dejes soy yo, Sergio Gómez. La hoja de reclamaciones en caso de que no te gusten los emails que vas a recibir, me la puedes pedir a mí.

La finalidad con la que te pido tu correo es, por si no ha quedado claro en toda la página y en los párrafos anteriores, enviarte una serie de emails con potentes ideas para conseguir una web que te automatice las ventas, te haga destacar frente a la competencia, y haga que a tus potenciales clientes les entren unas ganas irrefrenables de comprarte o contratarte.

Para ello, necesito tu consentimiento. Y tu consentimiento viene dado al aceptar mi política de privacidad. Lo hagas con sentimiento o sin él.

Tu correo va a ser guardado en ActiveCampaign, que es el proveedor de email marketing que utilizo para poder enviarte los emails que vas a recibir. ¿Te importa a ti esto? Seguramente no, pero también me obligan a decírtelo.

Por último, si en algún momento te entra la paranoia de pensar que voy a vender tus datos a Putin, a Kim Jong-un, o peor aún, a Vodafone, debes saber que tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y ​eliminar tus datos ​cuando quieras, escribiéndome al correo que puedes encontrar en la política de privacidad.

Nada más por ahora. Si todo lo que te he contado en este rollo legal te parece bien, solo te queda dejar tu correo para recibir esos potentes emails que te ayudarán a comprender, en primer lugar, cómo vender más gracias a tu web, y en segundo lugar, cómo se trabaja en La web de tu vida por si te interesa que trabajemos juntos en tu web.

Let’s go.

Esto, y no otra cosa,

es lo que necesita tu web para vender más

Diseño

El diseño de tu web no solo tiene que ser «bonito». Tiene que ser diferenciador. Que no parezca un clon de otras webs del sector. Nada de plantillas, nada de «inspirarse» en la competencia.

Solo fijándote en lo que está haciendo la competencia para hacer justo lo contrario, es cuando conseguirás destacar y resaltar con un oasis en medio del desierto.

Mensaje

No vas a vender con tu web si el mensaje que muestres en ella no conecta con tu público ni les hace ver qué tú, y no otro, eres la opción perfecta para ellos.

Por mucho que avance la tecnología y la inteligencia artificial, la mente humana sigue siendo la misma desde hace siglos y la persuasión continúa siendo una herramienta esencial que se rige por principios atemporales.

Conversión

Tu web tiene que estar pensada de arriba abajo para convertir a las visitas en leads. Y para eso, es necesario una investigación exhaustiva sobre lo que vendes y a quién se lo vendes.

Eso, junto con un diseño estratégico para captar el contacto del cliente potenciales y un buen embudo de ventas, hará que tu web se convierta en tu mejor arma para conseguir clientes.

¿Tienes todos esos puntos en tu web?

Entonces, dale al botón de atraer tráfico

Solo cuando muestras un buen mensaje persuasivo, tienes un diseño diferencial, y has preparado tu web para convertir usuarios en clientes potenciales, es cuando puedes llevar tráfico a la web con la tranquilidad de que todo está bien engrasado para funcionar, y sabiendo que no vas a estar tirando el dinero por la alcantarilla.

Si todavía no los tienes, y quieres conocer todo lo que necesitas para tener una web que se convierta en tu mejor activo, no te vayas de esta página sin apuntarte para recibir los 8 potentes emails con 8 potentes ideas para convertir tu web en tu mejor comercial.

Puedes leer el primer email en menos de 5 minutos dejando tu correo aquí:

Cuando introduces tu correo en el formulario y haces clic en el botón, pasan dos cosas:

La primera, es que vas a recibir emails con información sobre qué ingredientes tienen en común las webs que están hechas con el noble y codiciado objetivo de conseguir más clientes en internet. Y luego, con esa información, tú decides si quieres que tu web los tenga todos, algunos, o ninguno y que te la haga un amigo de un amigo que se dedica a no sé qué de ordenadores.

Si conseguir más clientes gracias a tu web no es un tema que te interese, no dejes tu correo. Si te molesta que te envíen un email cada día, tampoco. Y si te enfada que te vendan servicios que pueden ayudarte a facturar más con tu negocio, tampoco, porque eso es lo que voy a hacer en cada email, después de explicarte cada una de las potentes ideas que encontrarás en cada uno de ellos.

Si, a pesar de cumplir alguno (o todos) de los puntos anteriores, decides dejar tu correo para ver si no es para tanto la molestia, y resulta que sí es para tanto, en cada email encontrarás un enlace para dejar de recibirlos. Clic y no sabrás nada más de mí. Yo ni me entero.

La segunda cosa que pasa al dejar tu correo es que aceptas la política de privacidad y, aunque procuramos hacer webs lo más estilosas y efectivas posibles, alguien que no tiene ni idea de internet ni de ordenadores nos obliga por ley a incluir esta molesta sección en todos los formularios de la web (sí, en la tuya también), junto con esta información:

El responsable de todo este tinglado y de los datos que me dejes soy yo, Sergio Gómez. La hoja de reclamaciones en caso de que no te gusten los emails que vas a recibir, me la puedes pedir a mí.

La finalidad con la que te pido tu correo es, por si no ha quedado claro en toda la página y en los párrafos anteriores, enviarte una serie de emails con potentes ideas para conseguir una web que te automatice las ventas, te haga destacar frente a la competencia, y haga que a tus potenciales clientes les entren unas ganas irrefrenables de comprarte o contratarte.

Para ello, necesito tu consentimiento. Y tu consentimiento viene dado al aceptar mi política de privacidad. Lo hagas con sentimiento o sin él.

Tu correo va a ser guardado en ActiveCampaign, que es el proveedor de email marketing que utilizo para poder enviarte los emails que vas a recibir. ¿Te importa a ti esto? Seguramente no, pero también me obligan a decírtelo.

Por último, si en algún momento te entra la paranoia de pensar que voy a vender tus datos a Putin, a Kim Jong-un, o peor aún, a Vodafone, debes saber que tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y ​eliminar tus datos ​cuando quieras, escribiéndome al correo que puedes encontrar en la política de privacidad.

Nada más por ahora. Si todo lo que te he contado en este rollo legal te parece bien, solo te queda dejar tu correo para recibir esos potentes emails que te ayudarán a comprender, en primer lugar, cómo vender más gracias a tu web, y en segundo lugar, cómo se trabaja en La web de tu vida por si te interesa que trabajemos juntos en tu web.

Let’s go.

La pregunta es:

¿Cuánto dinero estás dispuesto a perder por tener una web que no dice nada?

La inmensa mayoría de webs que te encuentras en internet están hechas siguiendo el mismo patrón:

Mismo diseño. Mismas plantillas. Mismos mensajes. Mismas estrategias. Mismos colores. Mismas imágenes. Mismas frases.

La situación se vuelve más j*dida cuando te das cuenta de que muchas agencias y diseñadores dicen que te van a hacer una web para que te diferencies de la competencia,

desde una web que no se diferencia de la suya.

Imagina una persona moribunda y sedienta caminando por el desierto en búsqueda de agua, y lo único que encuentra es arena y más arena que va dejando atrás a cada paso que da.

Bien.

La inmensa mayoría de webs son como un grano de arena en el desierto, y la persona sedienta es tu potencial cliente.

Esa persona que está buscando a alguien como tú que le solucione su problema, pero entra en diferentes webs de tu sector, y se encuentra con que…

Ninguna web destaca por encima de las demás.

Ninguna consigue despertar su interés.

Ninguna le deja con ganas de más.

Y eso hace que al cliente todas le parezcan iguales y, por lo tanto, acabe decidiéndose por la que se lo deje más barato.

En un mundo tan competitivo como en el que vivimos hoy en día y con unos usuarios cada vez más exigentes, tu web no debería ser un grano de arena más que es pisoteado una y otra vez.

Eso es un problema para tu negocio y, sobretodo, para tu bolsillo.

El objetivo que deberías perseguir por encima de todo es que tu web sea un oasis en medio del desierto que haga saltar de alegría a tu potencial cliente por haberte encontrado.

¿Cómo la quieres conseguir?

¿Te la haces o te la hacemos?

Quiero aprender a hacerla

Cursos sobre cómo hacer una web, hay miles. Cursos que expliquen cómo hacerla para que venda, muy pocos.

Quiero que me la hagáis

Toda nuestra cabeza enfocada como obsesos en conseguir la mejor web para tu negocio durante las próximas semanas.

Quiero más info

Conoce más sobre cómo conseguir más y mejores clientes gracias a tu web con 8 potentes emails durante 8 días