Mensaje importante si estás buscando a un profesional que te haga tu web

Dale al play si buscas una web que te ayude a conseguir más y mejores clientes.

Descargo de responsabilidad: después de ver el vídeo te pueden entrar ganas de contratarnos. Si bien es justo lo que busco con él, míralo solo bajo tu responsabilidad.

Reproducir vídeo

3 cosas que van a pasar

cuando envíes este formulario

Y QUE NOS GUSTARÍA QUE NOS ESCRIBIERAS SOLO SI ESTÁS DE ACUERDO CON ELLAS

Si estás de acuerdo con los 3 puntos, rellena el formulario contando qué estás buscando exactamente.

Cuando introduces tu correo en el formulario y haces clic en el botón, pasan dos cosas:

La primera, es que vas a recibir emails con información sobre qué ingredientes tienen en común las webs que están hechas con el noble y codiciado objetivo de conseguir más clientes en internet. Y luego, con esa información, tú decides si quieres que tu web los tenga todos, algunos, o ninguno y que te la haga un amigo de un amigo que se dedica a no sé qué de ordenadores.

Si conseguir más clientes gracias a tu web no es un tema que te interese, no dejes tu correo. Si te molesta que te envíen un email cada día, tampoco. Y si te enfada que te vendan servicios que pueden ayudarte a facturar más con tu negocio, tampoco, porque eso es lo que voy a hacer en cada email, después de explicarte cada una de las potentes ideas que encontrarás en cada uno de ellos.

Si, a pesar de cumplir alguno (o todos) de los puntos anteriores, decides dejar tu correo para ver si no es para tanto la molestia, y resulta que sí es para tanto, en cada email encontrarás un enlace para dejar de recibirlos. Clic y no sabrás nada más de mí. Yo ni me entero.

La segunda cosa que pasa al dejar tu correo es que aceptas la política de privacidad y, aunque procuramos hacer webs lo más estilosas y efectivas posibles, alguien que no tiene ni idea de internet ni de ordenadores nos obliga por ley a incluir esta molesta sección en todos los formularios de la web (sí, en la tuya también), junto con esta información:

El responsable de todo este tinglado y de los datos que me dejes soy yo, Sergio Gómez. La hoja de reclamaciones en caso de que no te gusten los emails que vas a recibir, me la puedes pedir a mí.

La finalidad con la que te pido tu correo es, por si no ha quedado claro en toda la página y en los párrafos anteriores, enviarte una serie de emails con potentes ideas para conseguir una web que te automatice las ventas, te haga destacar frente a la competencia, y haga que a tus potenciales clientes les entren unas ganas irrefrenables de comprarte o contratarte.

Para ello, necesito tu consentimiento. Y tu consentimiento viene dado al aceptar mi política de privacidad. Lo hagas con sentimiento o sin él.

Tu correo va a ser guardado en ActiveCampaign, que es el proveedor de email marketing que utilizo para poder enviarte los emails que vas a recibir. ¿Te importa a ti esto? Seguramente no, pero también me obligan a decírtelo.

Por último, si en algún momento te entra la paranoia de pensar que voy a vender tus datos a Putin, a Kim Jong-un, o peor aún, a Vodafone, debes saber que tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y ​eliminar tus datos ​cuando quieras, escribiéndome al correo que puedes encontrar en la política de privacidad.

Nada más por ahora. Si todo lo que te he contado en este rollo legal te parece bien, solo te queda dejar tu correo para recibir esos potentes emails que te ayudarán a comprender, en primer lugar, cómo vender más gracias a tu web, y en segundo lugar, cómo se trabaja en La web de tu vida por si te interesa que trabajemos juntos en tu web.

Let’s go.

Características que damos por supuesto

y que estar, tienen que estar, pero no son lo más importante para las ventas

Diseño responsive. Optimización de carga. Seguridad. Optimización SEO. Adaptación legal. Analítica. Diseño UX/UI. Personalizable. 100% de tu propiedad. Diseño personalizado. Blog. Creación de correo. Hecha con WordPress. Autogestionable.

Puedes estar tranquilo. Gracias a dios, aquí no te venderemos todas estas obviedades como increíbles características de nuestro servicio de diseño web, ya que, sin ellas, no sería un servicio de diseño web. O, al menos, no un servicio de diseño web del año 2024. De 2005, quizás.

Eso, es en lo que se queda todo el mundo. Es el nivel 1 de una web.

Pero hacer una web que funcione, que se lea con las mismas ganas con las que una señora mayor lee el Pronto, y que consiga atraer clientes reduciendo el coste por lead, no lo hace todo el mundo.

¿Por qué?

Porque poca gente (incluidos la gran mayoría de diseñadores y agencias) sabe qué hay que hacer y qué ingredientes hay que mezclar para conseguir una web que realmente sobresalga de las demás.

Que sea capaz de decir exactamente lo que quiere oir tu cliente potencial, para que te dé su secreto mejor guardado: el CVV de su tarjeta.

Y si le dedicas tiempo, esfuerzo, e incluso si pagas a alguien para hacer tu web (mucho o poco) y el resultado es un clon del todo a cien del resto de webs…

…por muy responsive que sea, por muy optimizada que esté, por muy rápido que cargue…

lo único que consigues es tener una tarjeta de visita muy cara a la que nadie presta atención.

El verdadero motivo por el que las webs que funcionan, funcionan

O cómo conseguir que tu web sea algo más que una simple tarjeta de visita muy cara

Es curioso, porque muchas agencias y diseñadores dicen que te van a hacer una web para que te diferencies de la competencia,

desde una web que no se diferencia de la suya.

Y es porque poca gente conoce los ingredientes necesarios para que suceda la magia.

De la misma manera que no vas a poder hacer una paella con huevos y patatas, tampoco vas a poder hacer una web que consiga la atención de todas las miradas sin los ingredientes adecuados.

Una vez utilizas los ingredientes necesarios:

Esto, y no otra cosa,

es lo que necesita tu web para vender más

Diseño

El diseño de tu web no solo tiene que ser «bonito». Tiene que ser diferenciador. Que no parezca un clon de otras webs del sector. Nada de plantillas, nada de «inspirarse» en la competencia.

Solo fijándote en lo que está haciendo la competencia para hacer justo lo contrario, es cuando conseguirás destacar y resaltar con un oasis en medio del desierto.

Mensaje

No vas a vender con tu web si el mensaje que muestres en ella no conecta con tu público ni les hace ver qué tú, y no otro, eres la opción perfecta para ellos.

Por mucho que avance la tecnología y la inteligencia artificial, la mente humana sigue siendo la misma desde hace siglos y la persuasión continúa siendo una herramienta esencial que se rige por principios atemporales.

Conversión

Tu web tiene que estar pensada de arriba abajo para convertir a las visitas en leads. Y para eso, es necesario una investigación exhaustiva sobre lo que vendes y a quién se lo vendes.

Eso, junto con un diseño estratégico para captar el contacto del cliente potenciales y un buen embudo de ventas, hará que tu web se convierta en tu mejor arma para conseguir clientes.

¿Imaginas contratar una web...

...y recibir una máquina que te genera oportunidades comerciales cada semana?

Y sin tener que preocuparte por nada,  ya que nos encargamos de todo esto:

Inmersión en tu negocio

Te acribillaremos a preguntas para conocer a fondo tu negocio, lo que vendes y a quién se lo vendes. Investigaremos lo que quieren y lo que necesitan tus clientes potenciales, y buscaremos el motivo por el que te tendrían que comprar a ti y no a la competencia.

Copy para conseguir resultados

Con toda la información previa en nuestra mano, redactaremos los textos de la web utilizando técnicas de copywriting y persuasión para que tus clientes te quieran comprar. Esta parte es crucial y no se debe dejar en manos inexpertas, y mucho menos, en manos de la inteligencia artificial.

Diseño web único

Ya tenemos los textos, y es hora de plasmarlos en la web. ¿De cualquier manera? No. Dándole un diseño único, diferencial y, sobre todo, orientado a la conversión según el objetivo que definamos. Nada de plantillas. Nada de imitar lo que hace la competencia. Nada de poner mil efectos y sliders.

Instalación en la mente de tus leads

Nos vamos a centrar en captar el correo de los clientes potenciales que visiten tu web y, una vez lo tengamos, les enviaremos una secuencia automatizada de emails para instalarte en su mente, crear familiaridad, confianza, y hacerles ver que eres la mejor opción posible.

…y una vez tengamos todo esto montado y bien engrasado, es hora de llevarle tráfico a la web para conseguir tus primeros clientes potenciales.

¿Te parece buen plan?

Envíanos un mensaje ahora

Y ESTO ES LO QUE PASARÁ:

Si estás de acuerdo con los 3 puntos, rellena el formulario contando qué estás buscando exactamente.

Cuando introduces tu correo en el formulario y haces clic en el botón, pasan dos cosas:

La primera, es que vas a recibir emails con información sobre qué ingredientes tienen en común las webs que están hechas con el noble y codiciado objetivo de conseguir más clientes en internet. Y luego, con esa información, tú decides si quieres que tu web los tenga todos, algunos, o ninguno y que te la haga un amigo de un amigo que se dedica a no sé qué de ordenadores.

Si conseguir más clientes gracias a tu web no es un tema que te interese, no dejes tu correo. Si te molesta que te envíen un email cada día, tampoco. Y si te enfada que te vendan servicios que pueden ayudarte a facturar más con tu negocio, tampoco, porque eso es lo que voy a hacer en cada email, después de explicarte cada una de las potentes ideas que encontrarás en cada uno de ellos.

Si, a pesar de cumplir alguno (o todos) de los puntos anteriores, decides dejar tu correo para ver si no es para tanto la molestia, y resulta que sí es para tanto, en cada email encontrarás un enlace para dejar de recibirlos. Clic y no sabrás nada más de mí. Yo ni me entero.

La segunda cosa que pasa al dejar tu correo es que aceptas la política de privacidad y, aunque procuramos hacer webs lo más estilosas y efectivas posibles, alguien que no tiene ni idea de internet ni de ordenadores nos obliga por ley a incluir esta molesta sección en todos los formularios de la web (sí, en la tuya también), junto con esta información:

El responsable de todo este tinglado y de los datos que me dejes soy yo, Sergio Gómez. La hoja de reclamaciones en caso de que no te gusten los emails que vas a recibir, me la puedes pedir a mí.

La finalidad con la que te pido tu correo es, por si no ha quedado claro en toda la página y en los párrafos anteriores, enviarte una serie de emails con potentes ideas para conseguir una web que te automatice las ventas, te haga destacar frente a la competencia, y haga que a tus potenciales clientes les entren unas ganas irrefrenables de comprarte o contratarte.

Para ello, necesito tu consentimiento. Y tu consentimiento viene dado al aceptar mi política de privacidad. Lo hagas con sentimiento o sin él.

Tu correo va a ser guardado en ActiveCampaign, que es el proveedor de email marketing que utilizo para poder enviarte los emails que vas a recibir. ¿Te importa a ti esto? Seguramente no, pero también me obligan a decírtelo.

Por último, si en algún momento te entra la paranoia de pensar que voy a vender tus datos a Putin, a Kim Jong-un, o peor aún, a Vodafone, debes saber que tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y ​eliminar tus datos ​cuando quieras, escribiéndome al correo que puedes encontrar en la política de privacidad.

Nada más por ahora. Si todo lo que te he contado en este rollo legal te parece bien, solo te queda dejar tu correo para recibir esos potentes emails que te ayudarán a comprender, en primer lugar, cómo vender más gracias a tu web, y en segundo lugar, cómo se trabaja en La web de tu vida por si te interesa que trabajemos juntos en tu web.

Let’s go.

Lo último

para ir terminando

Nuestros servicios no son para todo el mundo.

Si te encuentras en alguna de estas situaciones, probablemente no podamos trabajar juntos:

Esto te lo digo porque nuestros servicios no son baratos y solo aceptamos un cliente por mes, por lo que solemos tener una lista de espera de mínimo 3-4 semanas.

Entre los clientes con los que hemos trabajado, hay autónomos que apuestan fuerte por el mundo online, PYMES que buscan algo más que tener «presencia online», dueños de ecommerces que no se conforman con el típico 1%, y empresas que facturan algunos millones.

Todos ellos tienen algo en común (aparte de que ahora les va mucho mejor con su web), y es que todos empezaron por enviar un formulario como este:

Cuando introduces tu correo en el formulario y haces clic en el botón, pasan dos cosas:

La primera, es que vas a recibir emails con información sobre qué ingredientes tienen en común las webs que están hechas con el noble y codiciado objetivo de conseguir más clientes en internet. Y luego, con esa información, tú decides si quieres que tu web los tenga todos, algunos, o ninguno y que te la haga un amigo de un amigo que se dedica a no sé qué de ordenadores.

Si conseguir más clientes gracias a tu web no es un tema que te interese, no dejes tu correo. Si te molesta que te envíen un email cada día, tampoco. Y si te enfada que te vendan servicios que pueden ayudarte a facturar más con tu negocio, tampoco, porque eso es lo que voy a hacer en cada email, después de explicarte cada una de las potentes ideas que encontrarás en cada uno de ellos.

Si, a pesar de cumplir alguno (o todos) de los puntos anteriores, decides dejar tu correo para ver si no es para tanto la molestia, y resulta que sí es para tanto, en cada email encontrarás un enlace para dejar de recibirlos. Clic y no sabrás nada más de mí. Yo ni me entero.

La segunda cosa que pasa al dejar tu correo es que aceptas la política de privacidad y, aunque procuramos hacer webs lo más estilosas y efectivas posibles, alguien que no tiene ni idea de internet ni de ordenadores nos obliga por ley a incluir esta molesta sección en todos los formularios de la web (sí, en la tuya también), junto con esta información:

El responsable de todo este tinglado y de los datos que me dejes soy yo, Sergio Gómez. La hoja de reclamaciones en caso de que no te gusten los emails que vas a recibir, me la puedes pedir a mí.

La finalidad con la que te pido tu correo es, por si no ha quedado claro en toda la página y en los párrafos anteriores, enviarte una serie de emails con potentes ideas para conseguir una web que te automatice las ventas, te haga destacar frente a la competencia, y haga que a tus potenciales clientes les entren unas ganas irrefrenables de comprarte o contratarte.

Para ello, necesito tu consentimiento. Y tu consentimiento viene dado al aceptar mi política de privacidad. Lo hagas con sentimiento o sin él.

Tu correo va a ser guardado en ActiveCampaign, que es el proveedor de email marketing que utilizo para poder enviarte los emails que vas a recibir. ¿Te importa a ti esto? Seguramente no, pero también me obligan a decírtelo.

Por último, si en algún momento te entra la paranoia de pensar que voy a vender tus datos a Putin, a Kim Jong-un, o peor aún, a Vodafone, debes saber que tienes derecho a acceder, rectificar, limitar y ​eliminar tus datos ​cuando quieras, escribiéndome al correo que puedes encontrar en la política de privacidad.

Nada más por ahora. Si todo lo que te he contado en este rollo legal te parece bien, solo te queda dejar tu correo para recibir esos potentes emails que te ayudarán a comprender, en primer lugar, cómo vender más gracias a tu web, y en segundo lugar, cómo se trabaja en La web de tu vida por si te interesa que trabajemos juntos en tu web.

Let’s go.

Por si te lo estás preguntando

ahí van unas FAQ's

El nivel 1 es la parte más «técnica», donde se queda la inmensa mayoría. El «tener una web» en sí. Quédate tú también aquí para ser uno más del montón.

El nivel 2 es conseguir que la web tenga un diseño bueno y diferenciador. Que no solo no haga huir a las visitas, sino que no lo puedan confundir con las webs de la competencia.

El nivel 3 es tener un buen mensaje también diferenciador, unos textos que conecten, que hagan ver a tus potenciales clientes que entiendes su problema y que eres la mejor opción para resolvérselos. Es lo que lleva a las visitas a realizar una acción en la web (suscribirse, contactar, agendar una llamada, comprar…).

El nivel 4 es capturar su correo y mantener el contacto con ellos a través del email marketing, enviándoles una secuencia de emails persuasivos para instalarte en su mente y aumentar drásticamente las probabilidades de que realicen la acción que quieras que hagan.

Para maximizar realmente las probabilidades de conseguir más ventas gracias a tu web, tiene que tener los 4 niveles que te he comentado. Y el objetivo de este servicio es crearte una web lo más eficaz posible.

Si quieres contratar solo el diseño porque ya tienes los textos, puedes hacerlo. Pero lo ideal es que los textos estén escritos por alguien que sepa escribir textos persuasivos orientados a resultados.

En ese caso, si vemos que los textos no te van a ayudar a conseguir tus objetivos, te lo haremos saber.

El proceso de trabajo está pensado para que eso no ocurra nunca. De hecho, nunca nos ha ocurrido con ningún cliente. En el caso de que el primer diseño entregado no te convenza, lo modificaremos hasta que estés conforme. A diferencia de otros profesionales más económicos, no ponemos límites en las revisiones

Sí. De hecho, nos encanta trabajar en este tipo de webs y tenemos clientes con grandes proyectos a los que les va genial con su ecommerce y/o academia online.

Esto es un servicio muy personalizado y el precio depende del tipo de web que vayas a tener, de su tamaño, de sus funcionalidades y de los diferentes niveles que incluyamos en ella.

Si quieres que trabajemos en los 4 niveles de tu web/embudo, el mínimo sería de 6.000€. Para web + copy, el mínimo sería de 4.000€. Solo diseño web (pones tú los textos), el mínimo sería de 2.000€.

¿Resumen? Si no tienes, al menos, 2.000€ para invertir en tu web, no tiene sentido que nos contactes. A partir de ahí, tú me dices qué cantidad quieres invertir, y yo te ofrezco la mejor web/embudo que podamos hacer con esa cantidad.

Si te parece caro es que te da lo mismo tener una web como escaparate para salir del paso que tener una web que atraiga clientes como moscas. En ese caso, tienes razón en que es caro y lo mejor es que busques otra opción más económica, que las hay a patadas.

Si por tu parte las respuestas a lo que te pedimos son ágiles, podemos tenerla lista en un máximo de dos meses.

Si quieres usar tu web para conseguir más y mejores clientes, sin duda. Si la quieres para salir del paso y no le vas a dar uso, hay opciones más económicas que tal vez sean mejor para tu caso.